13 febrero, 2014

OMAN 2014-VIAJE "LOW COST"


Cuando hablamos de viaje de pesca lo asociamos a viajes de varios miles de euros, pudiendo llegar fácilmente a los 3000 euros por persona por unos 10 días. Pero Oman seguramente está entre los destinos más económicos, y no deja de ser uno de los mejores destinos para la pesca. Conocido sobretodo por sus GT's gigantes, que traen gente de todo al mundo a sus aguas a poner al límite sus equipos para poder arrancar alguno de estos magníficos peces de sus aguas. Lejos de nuestro objetivo nos desplazamos a esas aguas para poder disfrutar del spinning ligero.

Para llegar a las costas de Oman tenemos dos opciones, volar hasta el aeropuerto de Muscat, al norte de Oman, o bien al de Salalah, que se encuentra al sur. La mejor zona para la pesca es la del sur, donde encontraremos las famosas islas de Al-Hallaniyat. En nuestro caso volamos hasta el aeropuerto de Muscat, donde alquilamos un todo terrenos y nos desplazamos hasta el sur por carretera. 

Por el camino es normal encontrar camellos, muy importante estar muy atentos
ya que cruzan la carretera cuando quieren.
Las carreteras están bastante bien, muy rectas y bien pavimentadas. Son pocas con lo que es difícil perderse. Con un mapa de la zona será suficiente para saber donde estamos y donde vamos.

Alquilar un todoterreno es muy recomendable si queremos recorrer todos los
caminos que hay cerca del mar.
Concretamente nos desplazamos hasta un pequeño pueblo costero llamado Sharbathat, a unos 800 quilómetros de la capital. 
Una vez llegados allí no nos resultó difícil alquilar una casa para pasar unos días, y una vez negociado el precio nos instalamos. Claro está que la casa no tenía ningún tipo de lujo, a parte de estar muy sucia, pero en este país la verdad es que no conocen la palabra limpieza. 

En nuestra habitación, la gente del pueblo se mostraba curiosa delante de
nuestros equipos de pesca.
Sharbathat es un pequeño pueblo de unos 500 habitantes que se divide en dos partes diferenciadas, la más elevada que es dónde viven la gente del país y la más baja donde hay la gente de la India, que aquí en Oman es la mano de obra barata. 
La parte alta tiene las casa mas apañadas, también podremos encontrar la escuela, el hospital y la mezquita. De todas formas choca ver los coches que llevan esa gente, coches de gama alta que valen más que sus casas. 
En el pueblo la gente del país no se quedaban cortos en cuando a coches
se refiere.  Tenían una predilección especial por los Toyota.
En la parte baja la cosa cambia bastante, las construcciones ya son más pequeñas, viejas y sencillas, pero los sueldos que tienen la gente que procede de la India lo podríamos calificar de nada o poco. 

Allí nos trataron como si fuéramos de los suyos, quedamos asombrados de la hospitalidad de esta gente, todos nos invitaban a comer, a ir en barca, a nadar, a tomar algo... e incluso nos invitaron a una boda, a la que no faltamos. La verdad es que nos faltaron horas para poder con todo. 
También decir que su frase mágica era "no problem my friend" y luego hacían lo que ellos querían, algo tozudos si que son, pero la verdad es que nos sentimos muy a gusto en todo momento. 

Teníamos un poco la idea de cocinar nosotros en la cocina de la casa o haciendo alguna barbacoa cerca de la playa, esto lo hicimos solo el primer día, ya que en el "súper" restaurante del pueblo nos daban de comer e incluso nos cocinaban algunos peces que pescamos por muy poco dinero, con lo que descartamos lo de trabajar nosotros. La comida, muy repetitiva y con arroz como base de todos los platos se podía comer bien. 

Restaurante del pueblo, donde compartíamos mesa con su gente. 
A pocos metros del pueblo teníamos la playa, preciosa y llena de sus barquitas que utilizan para ir a pescar. Muchos tienen unas cuantas barcas en su propiedad y unos cuantos Indios que trabajan para ellos, saliendo a pescar con sus barcas con lo que se ganan un buen sueldo. 



Fondeadas a lo lejos vemos las barcas de pesca de mayor eslora.

Barca pequeña pescando, todos ellos con el hilo en la mano.
La pesca es un motor de la economía en esa zona, y podemos ver muchas barcas de mayor eslora con varios tripulantes a bordo, todos ellos procedentes de la India. Tuvimos oportunidad de subir en uno de estos barcos que se encontraba fondeado al medio del mar, donde aprovechamos para comer, y como no, a todo lujo. 
Barco de pesca profesional, todos eran iguales. 
Esta era nuestra comida, a comer todos del mismo plato y sin cubiertos,
vamos, todo lujo.
Esa gente se podían pasar 5 meses embarcados, y seguro que por un sueldo ridículo. 

Lo más importante del viaje es que es un país completamente seguro, en todo momento estuvimos muy bien y muy tranquilos. Les contamos que aquí en España tenemos un grave problema con los robos, cosa que les asombró, y nos dijeron, aquí el que hace algo mal le señalamos todos, y no creo que solo lo señalen...
No resulta difícil entenderte con ellos con el inglés, ya que muchos de ellos la hablan un poco. 

Esto son cuatro rasgos de nuestra estancia, ahora falta lo importante, la pesca.
Muy pronto todos los detalles en el blog!

6 comentarios :

  1. muy bueno el reportaje y por lo q se ve barato y acojedor...ya me ta tardando el ir a visitarlo y a pescar...un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Jose, si puedes ir ya verás que te gustará! Gracias!

      Eliminar
  2. Buen reportaje Josep, pero justo cuando la cosa se pone interesante nos la cortas, queremos másssss.....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio! ahora mismo cuelgo otra parte del viaje!

      Eliminar
  3. Grande entrada no blogue Josep! ;)
    Fico a aguardar a melhor parte - a Pesca!
    Abraço!

    ResponderEliminar