02 junio, 2014

19 MAYO-MÁS JIGGING

Ahora ya hacía tiempo que no salia solo, pero tras las picadas perdidas de las jornadas anteriores me quedé con un mono considerable así que no me lo pensé ni dos veces y salí en busca de algún depredador.

La zona escogida fue la de Begur, donde dedicaría la mañana a hacer un poco de jigging con vinilos.
Muchas veces pescando con vinilos pesco con dos cañas a la vez, ya que me gusta pescar con poco gramaje y el vinilo tarda bastante en llegar en el fondo, de esta manera mientras trabajo uno el otro baja, y de esta forma puedo probar dos vinilos diferentes. 

En la primera parada, en una de las primeras bajadas, veo que el hilo empieza a salir más rápido de la cuenta, con lo que dejé de inmediato la otra caña para cerrar el pick up y empezar a luchar el pez. Las primeras embestidas eran muy fuertes, además notaba que el bajo rozaba con las piedras... pero esta vez la suerte estuvo de mi lado y pude levantar el pez del fondo. Una vez levantado dejó de luchar, lo que me decía que se trataba de un mero, y así fue. 

Mero capturado a jigging con el Black Minnow 160
Suerte que en esa caña llevaba un bajo ya bastante considerable, del 0.62 mm., de no haber sido así seguro que este mero no habría salido.
Os dejo un pequeño vídeo sacando el mero:



Continué la ruta de piedra en piedra, rascando el fondo sin parar, hasta que llegó una nueva picada, esta vez un gallo que entró al Sakura L16 Shad 150. 
Estos peces no oponen mucha resistencia, con lo que me gusta pescar con equipos ligeros para poder disfrutar un poco más de su tímida pelea.
Gallo con el Sakura L16 Shad 150
Aquí os dejo el vídeo de la captura del gallo:


Finalmente y ya en la última piedra de la jornada tuve una nueva picada con el L16 Shad, picada que me resultó imposible evitar que se pusiera en la piedra y rompiera el bajo...

2 comentarios :