23 diciembre, 2014

21 DICIEMBRE-LOCURA DE SARGOS Y SORPRESA FINAL


El día se presentaba sin nada de viento pero con una mar de fondo que creaba unas buenas rompientes, con lo que era perfecto para coger los equipos de spinning ligero e ir a tentar a los sargos.

La jornada empezó bien, y a medida que pasaron las horas iba mejorando, cada vez el ritmo de picadas era más alto, llegando un momento que en casi todos los lances había picada. 

El tamaño de las capturas también fue muy bueno, de sargos pequeños salieron muy pocos, con lo que pudimos disfrutar mucho de estos bravos peces.
Sargo con el Black Minnow 90
 Sin lugar a dudas hubo un vinilo que nos dio los mejores resultados, este fue el Black Minnow, y tras un día con tantas picadas se pueden sacar algunas conclusiones sobre el mejor tamaño para tentar a los sargos.
Está claro que los mejores tamaños son el de 70 y el de 90, al de 70 le podemos poner cabeza de 3 y 6 gramos, la de 3 queda descartada por su poco peso, ya que en el momento que lo lanzamos al medio de la rompiente la fuerza del agua lo arrastra demasiado, el de 6 resulta indicado. Para el modelo de 70 no hace falta poner anzuelo en la cola, ya que prácticamente todos los sargos embocaban el vinilo hasta el anzuelo del vinilo, en cambio el de 90 ya necesita de anzuelo en la cola. 
En modelo de 90 resulta muy útil cuando necesitamos lances largos, ya que con su cabeza de 10 gramos ya se consiguen muchos metros, además de aguantar bien dentro de la rompiente. Así que me quedo con dos combinaciones, el Bm70+cabeaza 6 gramos y el Bm90+cabeza de 10 gramos. Creo que con estas dos combinaciones se puede afrontar bien una jornada tras estos peces.

Sargo con el Black Minnow 70
Por la tarde, ya después de comer decidimos ir a hacer unos lances para ver si podíamos levantar algún palometón, ya que la semana anterior salió uno al curri. 
Monté el Lurenzo Espetrón y a batir agua a velocidad alta. No llevaba muchos lances cuando de repente una sombra se acercó a toda velocidad y atacó el paseante sin pensarlo ni un segundo, falcada y combate corto pero intenso para poner en seco una preciosa lubina, no era lo que buscábamos pero la alegría fue máxima!

Preciosa lubina con el Lurenzo Espetron.
Unos lances más sin resultados y dimos la jornada por finalizada.



No hay comentarios :

Publicar un comentario