08 marzo, 2017

JIGGING EN LA GRACIOSA-DÍA 1


Unos días de descanso en la octava isla Canaria, donde allí coincidía con unos amigos para compartir algunas jornadas de pesca en esta magnífica isla. 
Teníamos contratadas 3 salidas de pesca embarcada, con uno de los  skipper mas conocido de la zona. 
El parte meteorológico no era muy favorable, el viento del N y del NE sería la tónica para todos los días, pero con el buen hacer del patrón pudimos pescar los 3 días que teníamos planeados de pesca.
Las fotos y vídeos que tenemos de este viaje no son muy buenos, y mas bien escasos, ya que las malas condiciones de la mar nos dificultaban esta tarea, pescar y aguantarse en el barco ya era bastante complicado, sobretodo haciendo jigging en zonas profundas y apartadas de cualquier abrigo.

DÍA 1- JIGGING PROFUNDO.
Para la primera jornada es la que teníamos el parte meteorológico mas favorable, con lo que empezamos con el jigging profundo, pescaríamos entre 60 y 90 metros de profundidad.
Una vez en la zona la mar de fondo era considerable y soplaba mucho viento, pero gracias al buen hacer del patrón que nos aguantaba la embarcación en la zona podíamos pescar.

El primer pez resultó ser un espetón de muy buen tamaño de la mano de Ivan, este entró con un jig largo a los primeros minutos de empezar a pescar.
Seguidamente fue el turno de Toni que embarcó un muy buen dentón, que resultaría ser el mayor de los que pudimos embarcar, con el Black Minnow 200.

Muy buen dentón de la mano de Toni con el Black Minnow 200
Seguidamente a los pocos minutos de embarcar el de Toni me tocaba a mi, con otro dentón capturado con el mismo señuelo.
Dentón capturado con el Black Minnow 200
Tras un rato sin mas picadas con el vinilo me pasé al jig, señuelo que resultó ser la clave para el resto de la jornada. La primera captura vino en forma de parguito que entró al River2Sea Spike de 230 gramos.
Parguito con el River2Sea Spike de 230 gr.
Seguidamente sería el turno de Ivan que sacó una preciosa sama, también con jig.
Bonita Sama con jig de 150 gramos.
A media mañana cambiamos de zona para tocar aguas un poco mas profundas, serían unas piedras a unos 90 metros de profundidad, donde el patrón nos dijo que era bueno para las serviolas, y así fue.
Edu sacó la primera.
Serviola con Jig de 200 gramos.
Y luego llegó mi turno, en pocos minutos pude clavar 3 serviolas de las cuales salieron 2 fuera del agua.
Serviola con jig de 120 gramos.
Las últimas horas de la jornada las gastamos en zonas poco profundas, pero las picadas bajaron mucho y no salió ningún pez de buen tamaño.

No hay comentarios :

Publicar un comentario