19 septiembre, 2017

ÚLTIMAS JORNADAS DE SPINING PLAYERO

Seguimos dedicando horas a la playa, en estas últimas jornadas con resultados muy irregulares, y muy escasos. Algunas jornadas moviendo muchos peces, pero sin conseguir definir picadas certeras, solo algunos ataques fallidos, otras sin ver ni un solo pez, pero así es esta pesca en nuestras aguas, hay que ser paciente e insistir una jornada tras otra para obtener algún resultado.

A continuación algunas de las capturas que hemos conseguido subir a bordo.
Empezamos con esta anjova, que atacó el Tide Minnow slim 200 en una jornada con aguas un poco tomadas, este color me gusta mucho usarlo en momentos de poca luz y en aguas ligeramente tomadas, ya que es uno de los colores mas chillones pero a la vez naturales. 

Anjova a jerk con la caña  Yakutsu Kamikaze

Cada vez me gusta mas montar los jerk's largos con anzuelos simples, ya que de esta manera se pueden montar anzuelos mas resistentes que los triples y que pesen muy poco, de tal manera que el señuelos sigue nadando bien y aguantando altas velocidades, el problema en estos jerk's largos tan finos es que si le metemos unos triples resistentes pierde su nado y no aguanta nada de velocidad. 

Lo que seguramente se clavan algunos peces menos, pero por otra parte los que se clavan seguramente es mas difícil que se suelte, y mucho mas difícil que abran los anzuelos, cosa muy habitual pescando con los triples finitos que llevan de serie.

Los anzuelos que estoy montando son los Owner S-125, que gracias a estar fabricado con el material Taff Wire se consigue un anzuelo muy resistente con muy poco peso. 

En otra de la jornadas, nada mas empezar y perder una buena lubina a escasos metros de la embarcación, con el mismo señuelo a los pocos minutos entró otra anjova, esta si llegando a buen puerto, para hacer la foto y devolverla de nuevo al agua.
Tras perder una buena lubina unos minutos antes el Tide Minnow arrancó la picada de esta anjova. 
Tras un buen rato de insitir y moviendo algunos peces y teniendo algún ataque fallido por fin conseguí clavar otro pez, esta vez en forma de palometón, a superficie con el popper, pudiendo disfrutar de un ataque de infarto cuando el popper ya estaba a escasos metros de la embarcación. 
Capote ya a escasos metros de la barca y paaaaam! palometón que lo ataca!

Los palometones siempre son motivo de gran alegría a bordo, y seguiremos buscando ese ejemplar XL con el cual soñamos continuamente. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario