19 agosto, 2015

HALIBUTS EN NORUEGA


Tal como os comenté el último día de pesca en aguas Noruegas salió especialmente bien, la ilusión antes de marchar era poder capturar algún halibut, especie poco frecuente y difícil de capturar en la época y zona en la que fuimos, según nos contaron. De todas formas los primeros días ya tuvimos la suerte de capturar algunos, pero nunca habríamos esperado vivir una jornada como la que vivimos el último día pudiendo embarcar un total de 10 halibuts entre 3 pescadores. 

Mi cabeza solo pensaba en poder capturar un halibut de dos cifras, así que todos los días pescando en estas aguas me fijaba muy bien en tipos de fondos, zonas y profundidades a las que creía que podría salir alguno de estos. Fue el cuarto día cuando encontramos una zona que me daba muy buenas sensaciones, zona de playa bajando de 0 hasta 80 metros delimitada por zona rocosa por ambos lados, si algún sitio tenían que estar era allí.
Este mismo día el compañero ya pescó un buen ejemplar en esta zona, y a los pocos minutos llegó una gran picada en mi caña, que por mala suerte a los pocos segundos se soltó. Estaba claro esta era la zona!

El quinto día el tiempo no nos acompañó y no pudimos pescar muy bien, así que quedaba todo para el último día que el parte era muy bueno. 

En este último día con los compañeros de barca decidimos pasar todo el día en esa zona, había que darlo todo para conseguir cumplir el objetivo.

Nada más llegar tuve la primera picada, que resultó ser un buen halibut, mientras aún no lo había ni sacado del agua Toni clavó otro, casi no lo podíamos creer, hacer un doblete de halibuts nada más empezar el día.
Primer halibut de la jornada, capturado con el Black Minnow 200 
Doblete de halibuts
 Pasado un rato lo volvimos a repetir, si si! volvimos a hacer un doblete con Toni, no lo podíamos ni creer y la alegría a bordo fue máxima! Además teniendo en cuenta que con este doblete conseguimos los dos nuestro halibut de 2 cifras.
La primera caña en doblarse fue la mía, y las carreras que hacía el pez ya me alertaron que este era de mayor tamaño. Al poco Toni también quedó con la caña doblada a tope y sacando hilo. A los pocos minutos teníamos a bordo los dos halibuts.
Mi dos cifras! un precioso halibut!

Y aquí la que es par mi la foto del viaje, doblete de halibuts juntamente con Toni.

Esto ya era la mejor manera de terminar el viaje, pero la cosa no quedó así, pudiendo sacar a lo largo del día 6 halibuts más y algunas picadas más que se escaparon.

La clave del éxito fueron los grandes vinilos trabajados muy lentamente por el fondo, tocando el suelo en todo momento. El Black Minnow 200, el delalande Shad Gt de 18 cm y el Storm Giant Shad de 18 cm fueron los vinilos que nos funcionaron mejor, y aún echamos en falta algún vinilo de mayor tamaño. 

A continuación os dejo las fotos de los otros dos halibuts que pude capturar yo, de menor tamaño pero en cada captura la alegría era máxima!

Halibut capturado con el Delalande Shad GT

Mi último halibut del viaje, capturado con el Black Minnow 200
Y en breve.... ¡Vídeo del viaje!


17 agosto, 2015

NORUEGA 2015, VIAJE "LOW COST"


Acabamos de llegar de Noruega, un viaje para disfrutar de pesca y naturaleza. Muchas capturas y paisajes impresionantes nos han acompañado durante una semana. 
No hemos ido en la mejor época, ya que en verano no es cuando encontramos los peces de mayor tamaño, tampoco hemos ido a ningún sitio especialmente bueno ni hemos usado grandes barcos, nos hemos limitado a hacer un viaje "low cost", esto si, hemos disfrutado de un gran número de capturas.

Volamos hasta Trondheim, lugar en el que alquilamos una furgoneta para llegar hasta el camping elegido, Sjobakken fiske-camping. Tras casi 7 horas llegamos en el camping, y allí nos esperaba una casa donde pasaríamos los proximos 6 días de pesca.

Vista desde la casa al fiordo, el agua no les falta, cascadas por todas partes y más después de llover.
Desde la casa podíamos ver la pasarela donde teníamos las dos pequeñas barquitas que alquilamos.
Casa que alquilamos
En cuando a pesca uno se queda impresionado con la riqueza de estas aguas, el número de capturas es muy muy elevado, siendo principalmente 3 especies las que capturamos, bacalao, carbonero y halibut, a continuación vamos a hablar un poco sobre cada especie.

BACALAO, seguramente el pez mas abundante en esas aguas, se pueden capturar a cualquier profundidad y a cualquier rincón. En verano solo encontramos el bacalao costero, de muy pequeño tamaño en comparación con el bacalao Artico. 


Tanto los podemos capturar a spinning ligero con pequeños vinilos como a jigging a más profundidad con grandes vinilos, jig's e inchikus. 
Hasta los 20 metros de profundidad al mayoría de bacalaos que salían eran de pequeño tamaño, usando pequeños vinilos trabajados lentamente cerca del fondo las capturas eran un sin parar, casi en todos los lances había picada. 
Pequeño bacalao capturado con el Sakura L16 Shad 90, ideal para pescar en poca profundidad.

Era a partir de los 20 y hasta los 40 cuando ya empezaban a salir los de mejor tamaño, siendo el tamaño medio entre 2 y 3 quilos. Para pescar en esta profundidad vinilos de entre 15 y 20 cm con cabezas plomadas de entre 60 y 100 gramos resultaban ideales. Pequeños saltos por el fondo y recogidas lineales lentas eran lo que mejor funcionaba. 
En esta profundidad el número de picadas bajaba considerablemente, pero si que eran de mayor tamaño.
Bacalao capturado con el Black Minnow 160 y cabeza de 90 gramos.
Era muy importante buscar los cambios de nivel, ya que los bacalaos se encontraban en estos cambios de profundidad. Una pequeña sonda que llevamos nos fue de gran utilidad para localizar estas zonas y poderlas pescar más detenidamente.

En un fondo de 35 metros y tras perder un buen pez llegó mi mejor bacalao del viaje, un precioso pez que me hizo especial ilusión.
Mi mejor bacalao del viaje, capturado con el Black Minnow 200 y cabeza de 60 gramos.
Los vinilos con colores chillones dieron mejores resultados, naranjas, amarillos, rojos y rosas eran perfectos.
El nuevo Sakura L16 Shad 150 colro naranja resultó muy efectivo.
Si os digo la verdad tras 4 días de pesca pensaba que los bacalaos costeros no se encontraban a más de 50 metros de profundidad, ya que en todas las derivas una vez pasada esta profundidad no obteníamos picadas, no fue hasta el 5 y penúltimo día de pesca que vimos que esto no era así, ya que haciendo derivas en un fondo que bajaba de 60 hasta 100 metros pudimos capturar varios ejemplares de tamaño medio a jigging.

En los fiordos hay mucha corriente, así que para pescar en estas profundidades hacen falta bastante peso, 150-200 gramos eran ideales.

Bacalao capturado con el Sakura Spinback Jig de 200 gramos.
CARBONEROS, peces extremadamente agresivos, más potentes que los bacalaos, y a los que les iba la marcha!
Doblete de carboneros con el sakura Spinback Jig de 200 gramos.
Nunca habría imaginado vivir tal espectáculo con estos peces, con momentos de actividad brutal, era imposible hacer un lance sin clavar uno de estos.

Peces que se encuentran a medias aguas, sobre fondos de unos 200 metros de profundidad era cuando dábamos con los de mayor tamaño, en los momentos de mayor actividad podían formar pajareras. 
Para su pesca los grandes jig's resultaban ideales, tenía jig's de hasta 200 gramos y la verdad es que me faltó alguno más grande ya que tal como he comentado la deriva es muy muy grande. 

Carbonero pescado a jigging con el Sakura Spinback jig de 200 gramos.
Para estos peces funcionaba bien el jigging rápido con fuertes y largos golpes de caña, había momentos que la actividad era tal que no conseguíamos ni empezar a trabajar el jig, ya que la picada llegaba a la caída. 
El Spinback Jig de 200 gramos fue el que más capturas se llevó.
También con vinilo, los vinilos también funcionaban con estos peces, pero en los momentos de menos actividad eran los jig's los que se llevaban más picadas. Pero el vinilo fue el que me dio mi mejor captura de carbonero.
Este fue mi mejor carbonero del viaje, un dos cifras que entró al Black Minnow 160
HALIBUT, el más difícil.
Mi segundo Halibut del viaje, capturado con el Black Minnow 160
Esta era la máxima ilusión del viaje, capturar algún halibut, captura poco habitual en la zona y época en la que fuimos.
El primer día, y al poco tiempo de empezar ya me puede hacer con mi primer halibut, de muy pequeño tamaño, pero ya era una buena forma de empezar! Y tras unos minutos llegó el segundo, ya de mayor tamaño.

El segundo día no conseguí dar con ninguno pero el tercero llegó otro un poco más grande, así que el objetivo y la ilusión ya estaba cumplido, bueno no... ahora tocaba buscar un dos cifras!

El tercer día ya me puede hacer con este bonito ejemplar de halibut, capturado con el Black Minnow 200.
OTRAS ESPECIES, La verdad es que la variedad de peces que pudimos capturar era más bien pequeño, a parte de los mencionados arriba y de las caballas que estaban por todas partes y eran muy fáciles y habituales de capturar en casi cualquier rincón no capturamos muchas más especies.


Esto es el resumen de lo que nos encontramos en 5 días de pesca, el sexto y último día salió especialmente bien así que lo guardo para el siguiente post.

05 agosto, 2015

2 AGOSTO-JIGGING EN GRAN PROFUNDIDAD

Tras las últimas jornadas con unos resultados muy malos decidimos cambiar un poco e ir a investigar zonas más profundas a ver si nos podíamos hacer con alguna buena captura. 

Tras tocar algunas zonas sin resultados llegamos en una punta del cañón donde caía hasta los 120 metros, y nada más dejar caer el inchiku hasta el fondo y empezar a imprimir movimiento llegó la primera picada en mi caña, y resultó ser una brótola de buen tamaño.

Buena brótola capturada con el Daiwa Pirates de 150 gr.
 A los pocos minutos mi padre tuvo otra picada, justo en el mismo punto, en esta ocasión subió a la superficie un buen gallo que picó al mismo señuelo. 
Gallo que picó con el Daiwa Pirates, usando el prototipo de caña para light jigging de sakura, la Golden Bay.
Pensamos que habíamos localizado una buena zona, pero no, no conseguimos ninguna buena captura más.

Estuvimos probando zonas más profundas, 130-150 metros de profundidad, pero nada más llegar el inchiku al fonto ya teníamos una gallineta cogida de los anzuelos y resultaba imposible trabajar un rato el señuelo por la zona. En la próxima ocasión probaremos vinilos pesados para evitar estos peces y ver si podemos sacar alguna buena pieza de las profundidades.