25 junio, 2015

14 JUNIO-MERO DENTÓN A INCHIKU


Tras la jornada del sábado de jigging en poca profundidad el domingo cambiamos de zona para tocar zonas más profundas con el objetivo de capturar algún gallo y a ver si nos podíamos hacer con alguno de los grandes peces que nos habían picado en anteriores jornadas pero que no pudimos sacar.

De buena mañana llegó la primera captura, fue en mi caña y con un señuelo que suelo utilizar muy poco, un inchiku, concretamente el Pirates de Daiwa en 150 gramos. Tras las primeras derivas con vinilos y sin resultado alguno decidí poner en la Daiwa Saltist Bay Jigging un inchiku para probar algo diferente, y la verdad es que en el segundo lance llegó la picada tras levantar el inchiku unos pocos metros del fondo a pequeños tirones.

Gallo capturado con el Daiwa Pirates 150 gramos.
Tras esta primera captura y ya con más confianza con el señuelo yo insistí con el, mientras mi padre seguía con los vinilos.
Nuevamente y al cabo de un buen rato el inchiku consiguió una buena picada, y tras un buen combate subió a la superficie un mero dentón! Hace unos meses capturé mi primer ejemplar de esta especie a "slow jigging" y pensaba que sería una especie muy difícil de repetir, que seguramente no se volvería a producir, pero la suerte ha estado de mi parte y me ha gratificado con tan magnífico pez.

Mero dentón capturado con el Daiwa Pirates 150 gr. con equipo de casting.
El equipo utilizado para mover el inchiku del cual estoy muy contento es:

La verdad es que pescar a jigging, ya sea con vinilos, jig's, inchiku's.... con equipos de casting no tiene nada que ver, son equipos con mucha más potencia con menos peso, con los cuales se controla el señuelo a la perfección y el cansancio es mucho menor. 

17 junio, 2015

13 JUNIO- JORNADA DE JIGGING, SPINNING Y ANJOVEO

En esta ocasión iniciamos la jornada por la tarde, con la intención de empezar con un poco de jigging y luego aprovechar las últimas horas de luz para ir a probar suerte con las anjovas, que según las informaciones de los compañeros parecía que ya rondaban algunas por la zona.

Empezamos a mover vinilos por el fondo, con la intención de capturar algún dentón o serviola. Al poco de empezar mientras movía el vinilo, vi en la sonda peces a medias aguas, así que enseguida cambié de caña para lanzar el jig. En esta ocasión llevaba montado uno de los nuevos prototipos de Sakura, el Lisa Loca, y lo empecé a recoger a tirones enérgicos, con el objetivo de engañar alguna serviola. Y así fue, al poco ya tenía enganchada una peleona!

Serviola capturada con el prototipo Sakura Lisa Loca.
Mi padre seguía con los vinilos, y se pudo hacer con un par de dentoncetes que entraron al Crazy Sand Eel 150 y fueron devueltos de inmediato al agua. Yo conseguí otra serviola de menor tamaño también con el vinilo.
Pequeño dentón capturado con el Crazy Sand Eel 150
Como que había un poco de mar de fondo con una buena rompiente también dedicamos algunos lances a los espumeros, era el momento de tentar a los sargos con la caña de spinning ligero. salieron algunos sargos y obladas. En esta ocasión estuve pescando con el Sakura Rush diver, un pequeño señuelo duro con una buena pala que resulta ideal para tentar a los sargos.

Sargo capturado con el Sakura Rush Diver y la Loondaka 702 L
Y para rematar la jornada fuimos a romper un poco la superficie con poppers y paseantes a ver si podíamos engañar alguna anjova.
En esta ocasión a mi Shükan Neo 802 H monté uno de los prototipos sakura, el Exopen 175 F, un pencil popper que tanto se puede trabajar a toda velocidad como lento como si de un paseante se tratara.
Convencido por como trabajaba el señuelo de repente a unos diez metros de la embarcación estalló la superficie y empezó un espectáculo de saltos. Tras unos minutos de lucha posó para la foto una preciosa anjova de muy buen tamaño.

Buena anjova capturada con el prototipo Sakura Exopen 175 F
Tras esta captura mi padre tuvo otro ataque fallido a su popper y así terminó la jornada.

11 junio, 2015

6-7 JUNIO- JORNADAS CON POCAS CAPTURAS

Hay jornadas duras, donde no encuentras actividad en ningún sitio y los resultados no son muy buenos, esto es lo que ocurrió este pasado fin de semana, en el que estuvimos pescando las mañanas del sábado y del domingo.

El Sábado lo dedicamos a hacer jigging en zonas profundas, con el objetivo de los gallos y repetir las zonas que tuvimos buenas picadas la semana anterior a ver si salía algún buen pez, pero la cosa no salió muy bien. 
El inicio fue inmejorable, ya que en el primer lance mi padre ya se hizo con un buen gallo, y pensamos que sería una buena jornada, pero no fue así...

Gallo capturado con el Black Minnow 160

Un poco de "slow jigging" en zonas profundas solo daba picadas de peces pequeños, como gallinetas y jureles
Jurel capturado a "slow jigging" con el Sakura Spinback jig de 60 gr.
 Visto el resultado del sábado el domingo decidimos cambiar totalmente y pescar zonas poco profundas, en busca de dentones y serviolas, pero el plan tampoco salió muy bien... jeje
Durante la mañana solo mi padre consiguió sacar un pagel con el vinilo y no fue hasta casi medio día cuando conseguimos un par de picadas buenas que no pudimos sacar.

Pagel capturado con el Crazy Sand Eel 150
La primera llegó en mi caña, en la que estaba pescando con un jig de 60 gramos y tras la primera carrera se soltó. La picada fue encima de una piedra que se encuentra a unos 35 metros de profundidad rodeada de arena, seguramente se trataría de una serviola.
Y la segunda en el vinilo de mi padre, que tras unos fuertes golpes de cabeza se puso en el agujero y no hubo manera de que saliera, un merito que ganó la batalla.

Así es la pesca, pero con ganas de más!

04 junio, 2015

31 MAYO- GALLOS A VINILO

Iniciamos la jornada del domingo muy temprano por la mañana con la intención de pegar unos lances en la zona de playa para ver si se movía alguna anjova, estuvimos lanzando poppers, paseantes y jerk's en 3 o 4 puntos de la playa y no conseguimos mover nada... tendremos que esperar un poco más a ver si se van animando.

Tras ver el éxito decidimos cambiar de zona y probar un poco de jigging, los resultados tardaron en llegar pero al final conseguimos algunas picadas, y entre ellas algunas muy buenas que no conseguimos sacar. 

La primera picada llegó el la caña de mi padre, cabezazos muy fuertes y logró ponerse en el agujero, tras esperar un rato se vuelven a notar cabezazos pero el bajo se rompió automáticamente.7
Tras un rato consiguió subir un gallo que se comió al Black Minnow 160.

Gallo capturado con el Black Minnow 160 en un fondo de 70 metros.
Seguimos por la zona y esta vez me tocó a mi, y a los pocos segundos mi padre también tubo picada, así que subimos dos gallos a la vez.
El segundo de ellos lo devolvimos al agua tras pinchar la bufeta, y el pez se fue hacia el fondo a toda velocidad.

Precioso gallo capturado con el Sakura L16 shad 150
Seguimos un rato más por la zona y otra vez fue mi Sakura L16 Shad 150 el encargado de clavar un buen pez, que también consiguió ponerse en el agujero y no hubo manera de sacarlo. 

También estuvimos probando en zonas más profundas, entre 100 y 130 metros de profundidad. En esta profundidad el "slow jigging" resulta muy efectivo, pero solo salieron peces de pequeño tamaño, nada más llegar en el fondo y hacer algunos pequeños golpes de muñeca ya había picado alguno.
Pero seguro que en esta profundidad te puedes llevar alguna buena sorpresa, y esta vez se la llevó mi padre, picadón a 120 metros de profundidad, carrera bestial y rotura del bajo... 
Gallineta pescada a "slow jigging" con el jig Maxel Dragonfly de 100 gr.
Seguiremos investigando zonas profundas.