29 junio, 2016

24 JUNIO-BUENA JORNADA DE JIGGING

Por fin parece que las cosas se empiezan a animar un poco por la profundidades, y es que llevaba ya mucho tiempo sin poder escribir sobre alguna buena jornada de pesca.
Empezamos la jornada de buena mañana, y los primeros resultados no se hicieron esperar, en una de las primeras bajadas a una piedra a 60 m de profundidad llegó la primera picada a mi vinilo, un bonito gallo que entró al Black Minnow 160 color rosa fluor. La picada se produjo a la caída así que nada más empezar a recoger ya noté que había algo al otro lado de la línea.

Gallo a jigging con Black Minnow 160 y caña Graphiteleader Protone 
Aún no había vuelto a llegar mi vinilo en el fondo que mi padre tenía una muy buena picada, fuertes embestidas ya nos decían que esto no era un gallo. La picada se produjo en recogida lineal, y tras una intensa lucha subió a bordo un buen dentex! que ganas les teníamos! cuantos días sin saber de ellos!

Buen dentón capturado con el Fiiish Black Minnow 160
A medida que iba pasando la mañana el mar cada vez estaba más calmado y la deriva era menor, así que dejé apartados los vinilos para dar oportunidad a los inchiku, señuelos que me suelen funcionar mejor que los vinilos cuando la embarcación apenas se mueve. Así que a jugar con el Daiwa Pirates de 150 gramos por el fondo!

A media mañana volvió a darme una alegría un buen gallo, también el en mismo fondo que el primero, unos 60 metros de profundidad.

Bonito gallo capturado con el Daiwa Pirates de 150 gramos.
Y para terminar la mañana otro gallito con el mismo señuelo a pocos minutos de dar la jornada por terminada, perfecta manera de finiquitar una divertida jornada de jigging.

Último gallo de la Jornada, también con el Daiwa Pirates.


16 junio, 2016

EMPEZAMOS CON LOS GALLOS A JIGGING


Esta temporada han empezado un poco más tarde, ya eran varias las jornadas dedicadas a ellos pero sin suerte, el motivo lo desconozco, pero el primero salió un mes más tarde que el año pasado. 
Durante estos meses más calurosos a diferencia del invierno los encontramos a un poco menos de profundidad, zonas de unos 60-70 metros resultan perfectas.

No fue hasta la semana pasada que salió el primero, a vinilo con el Sakura L16 Shad 150 color blanco, este vinilo para estos peces no suele fallar. 
Gallo capturado con el Sakura L16 Shad 150
 En la siguiente jornada la cosa ya estuvo un poco más animada, y tras perder lo que seguramente sería un gallo, que se desanzueló y perder un buen pez que rompió el bajo salieron una pareja de gallos para alegrar el día. 


Al principio de la jornada había un poco de deriva, así que estuve pescando con vinilos, y no fue hasta que la deriva quedó casi nula, y que me puse a pescar con inchiku, que llegaron las picadas. 
Gallo capturado con el Daiwa Pirates 150 gr.
Pescando en estas profundidades entre gallo y gallo te llevas algunas sorpresas, así que seguiremos insistiendo para dar con algún buen pez!